Despido Procedente: Qué Es, Causas e Indemnización

Los términos legales pueden ser confusos para los trabajadores, especialmente cuando de despidos se trata. Si quieres saber exactamente en qué consiste un despido procedente, cuáles son sus causas y cómo se diferencia de un despido improcedente, entonces has venido al lugar adecuado. Solo sigue leyendo y muy pronto conocerás cómo es que se determina la procedencia de un despido y cuáles son los derechos del trabajador en caso de que este sea despedido de forma procedente.

 

Crear un CV profesional y efectivo en cuestión de minutos. Elige una plantilla de currículum para rellenar y completa cada sección de forma rápida, con frases listas para incluir.

 

Ejemplo de Currículum De Asesor de Ventas
Ejemplo de Currículum De Asesor de Ventas

 

El editor de currículum online de LiveCareer te permitirá crear un currículum original y profesional para descargar en Word o en PDF.

 

 

¿Qué es el Despido Procedente?

 

Un despido procedente es un tipo de despido en el cual la empresa o el empleador demuestra que las causas para despedir a un empleado son válidas. Este cumple con las causas y los requisitos legales y su veracidad es determinada por un juez.

 

Un despido solo puede ser catalogado como procedente mediante la declaración de un juez. Las empresas no son capaces de determinar la procedencia del despido, pero sí deben de demostrar que los procedimientos y las causas en la carta de despido sean válidas. 

 

Básicamente, un despido procedente indica que el proceso para despedir a una persona se llevó a cabo de forma correcta y legal. Los despidos también pueden ser determinados como improcedentes o nulos.

 

Una buena descripción personal en el CV podrá convencer a los reclutadores. No tienes que inventar nada: tan solo añade una de las descripciones escritas por nuestros asesores y personalízala con el editor de CV online de LiveCareer.

 

Crea tu CV ahoradescripción personal

 

¿Cuál es la Diferencia entre Despido Procedente e Improcedente?

 

Muchas personas se preguntan cuál es la diferencia entre un despido procedente y un despido improcedente. La respuesta es sencilla: un despido improcedente es exactamente lo opuesto a uno procedente, es decir, si un despido no procede significa que no se llevaron a cabo los procesos de forma adecuada o las causas para despedir a una persona no son justificables. 

 

Para determinar que un despido es improcedente, no se necesita necesariamente la intervención de un juez. En este caso, la empresa puede determinar si se está despidiendo a un empleado sin una causa legal válida. En este caso se requerirá una indemnización en particular y un proceso de seguimiento distinto al del despido procedente. Para más información, consulta nuestro artículo acerca de todo lo que debes saber sobre los despidos improcedentes.

 

Los despidos nulos, por su parte, son aquellos en los que se atenta contra los derechos fundamentales y libertades públicas del empleado, tales como raza, sexo o religión. Las causas de despido nulo están especificadas en el artículo 55 del Estatuto de Trabajadores.

 

Tipos de Despidos Procedentes

 

Existen tres tipos de despido procedentes los cuales son considerados como válidos y legales. Aquí se establecen las causas de un despido procedente. Estos son el despido objetivo, el despido disciplinario y el despido colectivo. Veamos brevemente de qué se trata cada uno de ellos:

 

  • Despido objetivo: este despido no se genera como una sanción al trabajador, sino que puede tomar lugar si se presentan algunas de las causas establecidas en el artículo 52 del Estatuto de Trabajadores. En términos generales, las razones del despido objetivo se dan por ineptitud sobrevenida del trabajador, por falta de adaptación, por causas que afectan al funcionamiento o la organización de la empresa o por falta de consignación suficiente para mantener el contrato indefinido
  • Despido disciplinario: en este caso, el despido se da como consecuencia del comportamiento del trabajador. Este se puede dar por faltas repetidas e injustificadas, indisciplina o desobediencia, ofensas verbales o físicas, transgresión de la buena fe contractual o abuso de confianza, disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo, embriaguez o toxicomanía o el acoso a otros trabajadores o al empresario. La lista no es definitiva y puede incluir otras faltas graves que justificarían este tipo de despido.
  • Despido colectivo: como su nombre lo indica, este tipo de despido afecta a más de un trabajador a la vez, ya que se despide a un cierto número de empleados dentro de un mismo periodo de tiempo. Este puede ser por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

 

Cualquiera de estos despidos puede ser impugnado ante los Tribunales, donde podrán ser clasificados como procedentes, improcedentes o nulos.

 

Requisitos de un Despido Procedente


Como no todos los despidos procedentes son iguales, esto significa que los requisitos no siempre serán iguales. Los requerimientos para llevar a cabo un despido procedente dependerán del tipo de despido que se efectúe.

 

Es decir, para los despidos objetivos, por ejemplo, se necesita un preaviso de mínimo 15 días, en este periodo, el trabajador tiene derecho a una licencia de 6 horas por semana con remuneración para buscar trabajo. Los despidos colectivos, por su parte, requieren de un periodo de consultas, mientras que los despidos disciplinarios deben de contar con una justificación que se adecúe a las especificaciones del artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores.

 

Antes de averiguar los requisitos del despido procedente, lo mejor es que te asegures del tipo de despido que se está efectuando.

 

¿Cómo Se Determina la Procedencia de un Despido?

 

Quien determina la procedencia de un despido es un juez. Una empresa, por sí sola, no puede decidir si un despido es procedente o no.

 

Para que este proceso se lleve a cabo, el trabajador debe acudir a la sede judicial con el objetivo de impugnar un despido. Y, con base en la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social, el juez deberá evaluar si la empresa tuvo una causa legal para despedir al trabajador.

 

No es necesario contar con un abogado para realizar este proceso, pero sí debe llevarse a cabo en un plazo de 20 días hábiles desde la comunicación del despido del trabajador.

 

Indemnización por Despido Procedente

 

Lo cierto es que no todos los tipos de despidos procedentes son acreedores a una indemnización.

 

Si el despido procedente es un despido disciplinario, entonces el trabajador no tendrá derecho a una indemnización. Sin embargo, es posible obtener derecho a la indemnización si el despido es procedente pero se da por causas objetivas ajenas a la conducta del trabajador, tales como motivos económicos de la empresa, por ejemplo. En este caso, la indemnización será de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

 

Derecho al Paro por Despido Procedente

 

Cuando hay un despido procedente, el trabajador queda oficialmente en situación de desempleo, lo que le da el derecho a acceder al paro siempre y cuando cuente con la carrera de cotización exigida (más de un año en los últimos 6 años), así como también debe de estar inscrito como demandante de empleo.

 

¿Es Posible Reingresar a un Puesto Después de un Despido Procedente?

 

En términos estrictos, no es posible volver a ocupar a un puesto después de ser despedido mediante un despido procedente. Sin embargo, siempre está la posibilidad de que un empleador se retracte del despido, lo cual permitiría que un empleado se reincorpore a su empleo.

 

En Resumen

 

Los términos legales pueden ser un poco enredosos, así que revisemos rápidamente los puntos principales de un despido procedente:

 

  • Un despido procedente es aquel que se lleva a cabo por causas válidas y de acuerdo a las especificaciones de la ley.
  • Los despidos procedentes pueden ser objetivos, disciplinarios y colectivos.
  • Ciertos tipos de despido procedentes pueden tener derecho a indemnización, sin embargo, los despidos disciplinarios deberán prescindir de ella.
  • El pasar por un despido procedente le da al trabajador el derecho a acceder al paro.

 

Antes de irnos, te dejamos un listado con algunos artículos que podrían interesarte:

 

 

No hace falta ser un experto para crear un currículum perfecto. En el editor de currículum online de LiveCareer encontrarás frases preparadas para tu currículum, adaptadas a diferentes profesiones y situaciones laborales. Añádelas con un solo clic y edítalas a tu gusto.

 

Crea tu CV ahoraeditor de curriculum

 

Ahora ya conoces qué es un despido procedente y en qué se diferencia de otro tipo de despidos. Sin embargo, si te quedan dudas, no lo pienses dos veces y escríbeme en la sección de comentarios. Haré mi mejor esfuerzo para responderte cuanto antes. ¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer este artículo!

Valora este artículo: despido procedente
Media: 5 (1 valoración)
¡Gracias por tu voto!
Equipo editorial de LiveCareer

Equipo editorial de LiveCareer

Sobre el autor

El equipo de LiveCareer ofrece un editor de CV online de primera clase, junto con otras herramientas para el mundo laboral desde 2005, ayudado a más de 10 millones de personas en todo el mundo a conseguir un trabajo. En estas guías, compartimos consejos elaborados por expertos en el mercado laboral para ayudarte a escribir un buen currículum y una carta de presentación que te permitan conseguir un trabajo mejor.

¿Quieres crear un CV profesional?

Prueba nuestro editor de CV online gratis